Ir al contenido principal

 

 

 https://www.spgtalleres.com/es/noticias/5-consejos-preparar-coche-invierno/_id:109/

 

5 consejos para preparar tu coche para el invierno

Los 5 elementos que debes cuidar en estos meses de frío para garantizar el buen funcionamiento de tu vehículo durante el invierno
 

1. Los neumáticos


Los neumáticos son un elemento clave ya que se encargan de mantener en contacto a nuestro coche con el asfalto y de ellos depende buena parte de la seguridad. Es fundamental revisar cada año tanto los dibujos como la presión de los mismos. Cuando llega la temporada invernal, éstos tienden a deshincharse por lo que podemos optar por sustituirlos por unos neumáticos de inviernoque ofrecen mayores niveles de agarre en superficies mojadas, heladas o nevadas así como en asfalto seco por debajo de los 10 grados. Hemos de tener en cuenta la necesidad del uso de cadenas, asegurándonos que sabemos montarlas y llevándolas siempre allá donde vayamos ya que nunca sabemos lo que nos puede pasar.

2. Los frenos

 
Revisar los frenos se convierte en una tarea obligatoria ya que con lluvia, hielo o nieve, la distancia de frenado se llega a multiplicar por diez. Es muy importante revisar los discos de frenos, las pastillas y el líquido. Estos deben estar en buenas condiciones para asegurar nuestra seguridad y la de los pasajeros que se encuentran en nuestro vehículo.

3. El líquido anticongelante

 
Este líquido cuenta con la capacidad de hacer frente a las propiedades que tiene el agua en condiciones y temperaturas extremas. A diferencia de otros líquidos, no se evapora cuando supera los 100 grados ni se congela cuando desciende de los 0 grados. Por eso es importante que revisemos y mantengamos los niveles de líquido anticongelante ya que si estos no son los adecuados, con las bajas temperaturas, el agua del radiador de tu coche podría congelarse y por tanto este no arrancaría.

4. El limpiaparabrisas

 
Durante el verano, el uso que hacemos de los limpiaparabrisas es reducido y, con el calor pueden pegarse al cristal, hacer ruido o dejar rastros de agua por su falta de uso. Sin embargo, en  invierno son esenciales para asegurar una buena conducción cuando llueve o nieva por lo que es recomendable cambiarlos una vez que haya pasado el verano dado que los necesitaremos en situaciones difíciles.

5. Las luces

En invierno las horas de luz son muy reducidas y además existen más posibilidades de que llueva, nieve o haya niebla. En el caso de que nuestro coche lleve luces halógenas de Xenon podremos cambiarlas con mucha facilidad. Además, es recomendable llevar siempre bombillas de repuesto. Puede fundirse alguna en mitad del camino y la visión quedaría muy reducida. Además de correr el riesgo de ser multados.

Comentarios